El Absolutismo político que impero en Europa con mucha vigencia entre los siglos XVII y XVIII,  fue el sistema que en su esencia busco  otorgarle  el poder total  al soberano o monarca.

La expresión máxima de esto fue la figura del soberano de Francia Luis XIV quien al asumir al trono, tomo el control centralizan dolo en su persona, a partir de la cual toda decisión, acertada o equivocada seria la manifestación de su exclusiva voluntad..

Luis XIV que gobierna desde mediados del siglo XVII y hasta su muerte en 1715  concentro mucho poder en su figura personificando la con la idea del  Estado. Al dirigir vida política interna y externa de Francia lo hizo con dureza e imposición lo que lo llevara a Francia  a convertirse en  la potencia máxima del siglo XVII, pero a la vez siembra el germen de la decadencia por el  excesivo despilfarro  y la vida  lujos  que su corte se daba,  y para mantener dicho nivel de vida creando una fuerte brecha con sus súbditos que empezaron a manifestar su inconformidad, el régimen empezaba a derrumbarse.

La incapacidad política ,  y la falta de sensibilidad demostrada por sus sucesores,  Luis XV y Luis XVI hizo que la monarquía se fuera desgastando cada vez mas y con el advenimiento del siglo XVIII a raíz de la aparición de las ideas de la Ilustración y de la crisis experimentada en la monarquía inglesa que optara por el liberalismo, surgió el cuestionamiento a dicho “poder total” que regentaban los monarcas, mediante las ideas y el uso de la razón el pueblo tomaría la decisión de revocar al régimen para establecer uno nuevo a partir de 1789.

A continuación  vean este vídeo del tema